4 CORAZONES con freno y marcha atrás

Enrique Jardiel Poncela es un autor español algo olvidado, a pesar del gran éxito que tuvieron sus obras y baste recordar títulos como “Usted tiene ojos de mujer fatal” (1932), “Angelina o el honor de un brigadier” (1934), “Carlo Monte en Monte Carlo” (1939), “Un marido de ida y vuelta” (1939), “Eloísa está debajo de un almendro” (1940), “Los ladrones somos gente honrada” (1941), “Los habitantes de la casa deshabitada” (1942) o “Tú y yo somos tres” (1945).

Me ha parecido todo un acierto que Gabriel Olivares en su frenética labor dirigiendo obras de todo tipo de géneros, haya recuperado títulos de autores clásicos como “Gross indecency” de Oscar Wilde y “Our town” de Thornton Wilder, pero también se haya atrevido con “Cuatro corazones con freno y marcha atrás” de Jardiel Poncela, con la que el autor hispano estuvo a punto de estrenar en Broadway aunque al final no llegaron a buen puerto las negociaciones.Esta obra arrancaba el primer acto en Madrid en 1860, para saltar a una isla del Pacífico en 1920 en el segundo acto y terminar en un tercer acto en Madrid en 1935, pero Olivares consigue traerlos a hoy compactándolos en un solo acto, sin dar reposo al espectador en esa historia del heredero de una gran fortuna, que por las cláusulas del testamento no podrá cobrar hasta sesenta años más tarde, para desespero del joven y su novia, pero conocerán  a un exitoso doctor que ha descubierto la fórmula de la inmortalidad, abriéndoles la esperanza a poder disfrutar del dinero con toda la fuerza de la juventud.

Con semejante punto de partida lo que parecía una bendición se convierte en una maldición al descubrirnos que la eterna juventud puede ser un aburrimiento sin fin, afortunadamente nuestros protagonistas respirarán aliviados cuando el doctor encuentre otra solución con la que cada año serán un año más jóvenes, vamos, lo que escribiese Scott Fitzgerald en 1922 como “El curioso caso de Benjamin Button”, pero que Jardiel Poncela fiel a su estilo evita la parte trascendental y dramática para darle la vuelta dentro del  absurdo, convirtiéndola en puro divertimento.En este cúmulo de situaciones imposibles y diálogos chispeantes que el autor escribió para 23 personajes, Olivares lo ha adaptado a un reparto de 12 actores Guillermo Sanjuán, David García Palencia, Chusa Barbero, Ariana Bruguera, Patrick Martino, Belén de Santiago, Silvia Acosta, Eduard Alejandro, Esperanza de la Vega, Pedro Forero, Asier Iturriaga y Mateo Rubinstein que cumplen como un reloj.

Para los cambios de escena entre lo que eran los actos originales Olivares se sirve de la música, introduciendo temas conocidos y relacionados con la historia que se cuenta, como el “No tengo edad”, “El mundo” o “Money, money” durante los cuales los actores aprovechan para redistribuir el escenario para la siguiente escena, todo dentro de una coreografía y distribución del espacio muy efectiva, sacando el máximo partido al único escenario en el que se desarrolla la acción.Tras una temporada al aire libre el los Jardines del Teatro Galileo en Madrid, han pasado al Teatro Maravillas donde estarán hasta el 4 de Febrero de 2018, antes de emprender una gira por España. Atención a la cartelera de vuestra ciudad ya que las risas están garantizadas.

TEXTO: Enrique Jardiel Poncela
DIRECCIÓN: Gabriel Olivares

Terminamos con un video promocional

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola