TRAS EL TELÓN

Enfrentarse a un musical original conlleva para mi una doble emoción, ilusión por un lado y miedo por otra, algo que cobra mayor importancia si se trata de algo “hecho en casa”, porque cuando se clasifica algo en teatro como “musical”, algo que se ha hecho últimamente con demasiada ligereza, para explotar un género que cada vez suma más adeptos, desconfías de si se intentará otra vez llegar al público, utilizando el mayor número de reclamos posibles.

Cuando decidí ver “TRAS EL TELÓN”, el reclamo que funcionó conmigo fueron los nombres de Jorge Toledo y Julián Salguero, responsables de los micromusicales “POR CULPA DEL AMOR” y “LA CHICA DE LA CURVA”, que estrenaron en Microteatro de Madrid y me han hecho confiar en una nueva generación que está irrumpiendo en el musical creado en España, algo hasta hace poco casi limitado a los musicales jukebox, porque Salguero y Toledo escriben música y texto que van a la par contando una historia, para la que han escrito unas canciones, pegadizas y que encajan como un guante.

Gorka de la Nuez, Julian Salguero y

Verónica Polo, Gorka de la Nuez, Julian Salguero y Mariola Peña

El ingenio de Alejandro Molero construye un argumento prometedor: Mau (Julián Salguero) es un director de teatro, que trabaja con Minerva (Verónica Polo), una dramaturga que está enamorada de él en silencio, que para abaratar costes y sacar adelante “King Kong, el musical” que quieren montar, acceden a intervenir en él como actores, apoyando a los protagonistas del musical que interpretan David (Gorka de la Nuez) y Feli (Mariola Peña), a los que deben ayudar además a superar sus inseguridades y miedos.

La música es de Jorge Toledo, que además la interpreta en directo a pie de escenario, acompañándose de un teclado, convirtiéndose en el quinto elemento de este musical de pequeño formato, que dura como setenta y cinco minutos y que defienden muy bien los cuatro actores, ya que dan perfectamente el físico para el papel y a la hora de cantar y bailar salen más que airosos, lo cual me sorprendió, porque los musicales que había visto en el Teatro Alfil, tenían su talón de Aquiles en el sonido precisamente.
TeTp_069Las pequeñas coreografías, el decorado minimalista, los guiños en la trama a los amantes del musical, la crónica en clave de humor de lo que es el teatro y el musical alternativo funcionan, porque como confiesan en uno de los temas, es difícil bromear sobre el musical en España, dada la escasa tradición que tenemos todavía en el género, pero han sabido utilizar los clichés justos para que sean entendidos y resulten divertidos por la mayoría del público.

El trabajo de estos jóvenes autores construye la historia sin apenas escenografía, en un reducido escenario, con tan sólo cuatro actores, que no se multiplican en múltiples pesonajes, ya que la obra economiza recursos y suple la falta de un mayor presupuesto, con buenas dosis de ingenio y aunque no será un espectáculo que rompa esquemas, ni cambiará tu vida, a buen seguro que hace pasar un buen rato y al salir del teatro reconoces que has pagado un precio más que asequible por un espectáculo más que digno.

11050300_828288007220837_1740797368729241563_nEspero que prorroguen en este o en otro teatro, porque de momento sólo están los sábados en el Teatro Alfil de Madrid, hasta final de Abril de 2015, así que confio que funcione el “boca a boca”, para que llegue rápidamente al público, se haga con un “nombre” y les permita llevarlo de gira, porque tiene un montaje super sencillo, al que saben sacar muy buen partido.

MUSICA: Jorge Toledo
LETRAS: Alejandro Melero

No existe CD con el audio del musical

Os dejo con algunos videos promocionales con imágenes de los ensayos
https://www.youtube.com/watch?v=fZ4SxrXL7vU


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola