JAMES WHALE: Show Boat

James Whale (22-07-1889 – 29-05-1957) fue el penúltimo de los 7 hijos del matrimonio entre un trabajador del acero y una enfermera ingleses, que se alistó al ejército en la Primera Guerra Mundial llegando a ser nombrado alférez en 1915, siendo apresado y llevado a un campo de concentración alemán en Agosto de 1917, donde permaneció como prisionero hasta Diciembre de 1918, periodo en el que pudo desarrollar su habilidad como actor, escritor, productor, diseñador escénico y director del grupo amateur teatral que se formó en el campo.

Al final de la guerra trató de encontrar trabajo como dibujante, actor y director hasta que en 1922 conoció a Doris Zinkeisen con la que se casó tras dos años de convivencia, a pesar de su abierta homosexualidad, hasta que se divorció en 1925. En 1928 le ofrecieron dirigir una función privada de “Journey’s end”, obra de teatro de R.C. Sherriff, que se desarrolla en cuatro días en Francia, mostrando el conflicto entre el comandante Stanhope y el teniente Raleigh, hermano de la novia de Stanhope. Whale interpretó al comandante y un desconocido Laurence Olivier al teniente. La obra se llevó más adelante al Teatro Savoy durante tres semanas protagonizada por Colin Clive porque Olivier tenía otros compromisos y de allí saltaría al Prince of Wales Theatre de Londres donde estuvo más de dos años en cartel.

James Whale en una pausa del rodaje de "Journey's End"

James Whale en una pausa del rodaje de “Journey’s End”

El éxito de la obra llamó la atención del productor Gilbert Miller que quiso llevarla a Broadway con un equipo totalmente inglés, incluido Whale como director y con Colin Keith-Johnston como Stanhope y Derek Williams como Raleigh, manteniéndose un año en cartel, siendo requerido por Hollywood para que se encargase de escribir los diálogos de películas en el delicado momento de la llegada del sonoro y la Gran Depresión Americana tras el crack del 29, trabajando para la Paramount y para Howard Hugues, hasta que al plantearse llevar al cine “Journey’s End” los productores sabían que Whale era la mejor opción, encargándole la dirección en 1930, con Colin Clive como Stanhope y David Manners como Raleigh, convirtiéndose la película en todo un éxito de crítica y público a ambos lados del Atlántico.

La Universal Pictures firmó un contrato de cinco años con Whale en los que el director firmaría “El puente de Waterloo” (Bridge of Waterloo, 1931), una historia de amor en tiempos de guerra entre un soldado y una prostituta, hecho que él desconoce. En el mismo año le dieron a elegir entre los guiones que tenía el estudio y Whale escogió “Frankenstein”, contando para el papel del doctor con Colin Clive, actor con el que llevaba viviendo varios años.

Colin es el Doctor Frankenstein en "Frankenstein"

Colin Clive es el Doctor Frankenstein en “Frankenstein”

El éxito de “Frankenstein” fue tan grande que el estudio y el público le pedían una y otra vez películas de dicho género, hasta el punto de que las que le dieron los mayores fama fueron “El caserón de las sombras” (The Old Dark House, 1932), “El hombre invisible” (The Invisible Man, 1933) y “La novia de Frankenstein” (Bride of Frankenstein, 1935), en las que su utilización de la cámara bebía directamente del expresionismo alemán.

Aunque intentó desviarse hacia el humor en películas como “¿Recuerdas lo de anoche” (Remember the last night, 1935), una de sus películas favoritas, público y la crítica no le acompañaron, así que para su siguiente película el director escogió adaptar el musical “Show Boat” en 1936, como punto de partida para cambiar de estilo y género. Buscó que se contratase a actores que hubieran interpretado el musical en teatro como Irene Dunne y Allan Jones (el amigo de los Marx en “Una noche en la Ópera”) para interpretar a Magnolia y Ravenal, Helen Morgan y Charles Winniger como Julia Laverne y el Capitán Hawks y sus amigos Paul Robeson, abogado y activista a favor de los derechos civiles y Hattie McDaniel (la sirvienta de “Lo que el viento se llevó”) como Joe que cantaba la extraordinaria “Ol’ man river” y ella “C’mon folks”.

Paul, Irene Dunne y Hattie McDaniel en "Show Boat"

Paul Robeson, Irene Dunne, Hattie McDaniel y Helen Morgan en “Show Boat”

Puso especial interés en que la ejecución de los números musicales encajasen en la narración de forma natural, sin que se notase el paso de un momento musical a uno de diálogos, para lo que trabajó con el coreógrafo Le Roy Prince. Se rodeó de gente que conocía muy bien el modo de vida del Sur de Estados Unidos para retratarlo bien en la película, llegándose a decir lo curioso que resultaba que un director inglés hubiera plasmado tan bien algo tan americano. La película está considerada como una de las mejores adaptaciones de un musical a la pantalla, mejor para muchos que la filmada en color por George Sidney en 1951, si bien no le permitió desembarazarse de la etiqueta de director de cine de terror, que es por el género por el que es recordado.

Su siguiente película como “The road back” (1937), secuela de “Sin novedad en el frente” (All in the quiet front, 1930), basada en la novela de Erich Maria Remarque que retrataba las vidas de soldados alemanes y sus problemas para reintegrarse a la sociedad tras la guerra, fue duramente atacada desde que comenzó a rodarse por el gobierno nazi que protestó diciendo que distorsionaba la realidad y las constantes presiones hacia el estudio, actores y director no sirvieron de nada, aunque los alemanes consiguieron que no se exhibiese en China, Grecia, Italia o Suiza. Finalmente a pesar de las buenas críticas recibidas fue cortada en varias ocasiones, ante la desesperación del director que vehía mutilado su trabajo y a partir de entonces fue relegado a películas de serie B, retirándose del cine en 1941. habiendo conocido en sus últimos años el éxito sólo en “El hombre de la máscara de hierro” (Man in the Iron mask, 1939).

Una escena de "The road back"

Una escena de “The road back”

Los últimos meses de su vida fueron retratados por Christopher Bram en la novela “El padre de Frankenstein” que serviría de base a la película “Dioses y monstruos” (Gods and monsters, 1998) en la que James Whale era interpretado por Ian McKellen y Brendan Fraser daba vida a un ficticio jardinero que trabajaba para el director.

Aunque el director apareció muerto en su piscina en 1957, en extrañas circunstancias ya que tenía pánico al agua y se especuló con un posible suicidio, sólo varias décadas más tarde, tras la muerte del productor David Lewis en 1987, que había sido compañero de Whale entre 1930 y 1952, salió a la luz una nota de suicidio que había dejado Whale y decía:

Brendan Frase, Ian McKellen y Redgrave en una< escena de "Dioses y monstruos"

Brendan Fraser, Ian McKellen y Lynn Redgrave en una< escena de “Dioses y monstruos”

A todos aquellos que amo:
No sufráis por mí. Tengo los nervios destrozados y el último año ha sido de agonía constante día y noche, excepto cuando me acuesto con pastillas para dormir. De día sólo encuentro la paz cuando estoy drogado por las píldoras. He tenido una vida maravillosa pero se ha acabado, mis nervios empeoran y temo que tendrán que llevarme. Así que por favor, perdónadme todos los que amo y que Dios me perdone también, pero no puedo soportar la agonía y ésta es la mejor forma que encuentro para todos. El futuro sólo me depara vejez, enfermedad y dolor. Adiós y gracias por todo vuestro amor . Tengo que tener paz y esta es la única manera. Jimmy

Su musical: SHOW BOAT

Os dejo con un video del trailer de “Show Boat”

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. dumbo08 dice:

    Que triste final para un director de cine tan genial. Me alegro que poco a poco vaya siendo reconocido, desde luego fue grande en los años 30.

    • allwebber dice:

      Lo que pasa es que casi solo se le recuerda por las películas de terror, la etiqueta que luchó para quitarse sin éxito.
      Pero vamos, es lo que suele pasar con los encasillamientos de actores también…
      Otros no llegan ni a eso.

  2. dumbo08 dice:

    Es que las películas de terror que hizo para la Universal son verdaderas obras de arte, a mi me encantan…
    Me gustaría ver otros títulos suyos, a ver si investigo un poco.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola