ADIÓS ARTURO

Tras el enorme éxito con su anterior espectáculo “CAMPANADAS DE BODA“, la compañía catalana La Cubana estrenó “GENTE BIEN” en Barcelona, basada en el sainete “Alta Sociedad” de Santiago Rosiñol, que se reía descaradamente de los nuevos ricos que pretenden pasar por más cultos hablando castellano, cuando se les escapan multitud de frases hechas catalanas, cuya imposible castellanización provocaba las carcajadas del público, pero conscientes de que aquel humor no funcionaría fuera de Cataluña, tras nueve meses en el Teatro Coliseum se pusieron a trabajar en un nuevo espectáculo que llevar de gira por toda España.

Envuelto en el mayor de los secretos llegaba al Teatro Olympia de Valencia “ADIÓS ARTURO”, donde tuvo su estreno mundial antes de comenzar la gira. La única pista era un loro en el cartel del espectáculo y es que el loro está en escena durante las casi dos horas que dura la  función, pero quizá sea lo único fijo o constante de toda la obra porque lo demás es una montaña rusa que nos lleva de una carcajada a otra con las más inesperadas ocurrencias de la compañía.

El argumento se resume fácilmente. Ha muerto a la edad de 101 años Arturo Cirera Mompou, el magnate de las artes que dejó especificado que no quería que su velatorio fuera algo triste, silencioso y de luto riguroso y para despedirlo acuden representantes de las mil variadas sociedades de las que fue benefactor y algunas de las personas importantes de su vida para rendirle homenaje de una forma alegre, musical y festiva.

Joan Vives ha escrito una canción para el espectáculo además de ocuparse de los arreglos musicales de los temas que se interpretan en la obra y que van desde el “Méjico” de Luis Mariano a “My heart belongs to daddy” en versión Marilyn Monroe, “No hay que llorar” de Celia Cruz o la habanera de “Carmen”, que se suceden uno tras otro en la primera parte de la función, en la que como es marca de la compañía se involucra al público de una forma muy directa y todos participamos, encantados de hacerlo, entrando en esa fiesta que comienza cuando atraviesas el hall del teatro.

La compañía exprime al máximo las posibilidades del Teatro Olympia desplegando el escenario a los palcos o pasillo central, de manera que la acción puede surgir en cualquier punto y aunque hemos hablado de una primera parte, es porque la obra tiene dos partes bien diferenciadas, aunque no tiene descanso, ya que hasta ese espacio es aprovechado para seguir contando la historia, mientras se hace un cambio de decorado ante nuestros ojos y de forma vertiginosa.

Destacar la camaleónica interpretación de los diez actores de la compañía Jaume Baucis, Xavi Tena, Toni Torres, Nuria Benet, Alex González, Babeth Ripoll, Montse Amat, Toni Sans, Edu Ferrés y Virginia Melgar que consiguen multiplicarse en más de cincuenta personajes que entran y salen de escena constantemente en este alocado guión de Jordi Milán que se ha encargado también de dirigir.

Un montón de ideas sobre el escenario desde que la vida hay que vivirla apurando hasta la última gota o que ser feliz es hacer feliz a otra gente y también que aquellos que te quieren por el interés y lo sabes, al final encontrarán “su recompensa”.

TEXTO Y DIRECCIÓN: Jordi Milán

Terminamos con un video promoccional

y un momento final con los saludos de la compañía

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola