BILLY WILDER: The Emperor Waltz

Algunos se quedaron atónitos al ver a Fernando Trueba al subir a recoger el Oscar en 1994 por “Belle Epoque” cuando dijo: “Me gustaría creer en Dios para darle las gracias, pero sólo creo en Billy Wilder, así que: “Gracias, Señor Wilder””. Al día siguiente el director español recibió una llamada telefónica en su hotel y al descolgar, al otro lado del hilo alguien le dijo: “Fernando, soy DIos“. Lamentablemente muchos se preguntarán quién es Billy Wilder y es lo que pretendo aclarar para quienes no sepan lo que se están perdiendo si es que aún no conocen a este Dios del cine.

Samuel Wilder nacido en 1906 en Austria comenzó de periodista en Crakovia, Viena y Berlín, llegando a trabajar en los estudios de cine alemanes de la UFA, como guionista en 1929 todavía cuando era cine mudo escribiendo “The daredevil reporter), al que seguirían “People on Sunday” en 1930 que dirige Robert Siodmak, con el que colaborará en otras películas y con músicos como Friederich Hollander o Franz Waxman, que como él, al ser de ascendencia judia, con la subida de Hitler al poder tras la quema del Reichstag marcharon a Estados Unidos donde volverían a trabajar juntos.

con Paula Prentiss, James Cagmey y Horst Buccholz preparando “Uno, dos, tres”

Su madre le llamaba Billie a raíz de un espectáculo que había visto de Buffalo Bill y Samuel pasa a llamarse Billy. Tras más de veinte películas como guionista en Alemania, Francia y Estados Unidos entra en contacto con el gran Ernst Lubitsch, al que siempre consideró su maestro. Wilder dijo “Lubitsch consigue más cosas con una puerta cerrada que la mayoría de directores con una bragueta abierta”.

Wilder tenía enmarcado en un cuadro de su oficina la frase “¿Cómo lo hubiera hecho Lubitsch”, para que fuera su referente siempre antes de acometer una escena. Casi todos sus guiones los escribió con Charles Brackett y a la vista del éxito de los mismo y sus quejas del trabajo de Mitchell Leisen que en algún caso traicionaba su visión del argumento, pronto le dejarían dirigir sus propios guiones.

  • LA OCTAVA MUJER DE BARBA AZUL (Bluebeard’s eight woman, 1938). Dirigida por Ernst Lubitsch que protagonizan Gary Cooper y Claudette Colbert.
  • MEDIANOCHE (Midnight, 1939). Dirigida por Mitchell Leisen es una vuelta de tuerca del cuento “Cenicienta” en la que Claudette Colbert llega a Montecarlo sin más que lo puesto haciéndose pasar por una baronesa.
  • WHAT A LIFE. Comedia sobre el personaje de Henry Aldrich, muy popular de Broadway que interpretó Jackie Cooper.
  • NINOTCHKA (Ninotchka, 1939). Nominado al Oscar al mejor guión. Dirigida por Ernst Lubitsch con Melvyn Douglas y Greta Garbo como una comisaria rusa que sucumbe al estilo de vida occidental.
  • ADELANTE, AMOR MIO (Arise, my love, 1940). Es una comedia dirigida por Mitchell Leisen, prohibida por la censura en España al protagonizarla un americano que luchó en el bando republicano y escapa de la cárcel con una periodista que se hace pasar por su esposa.
  • BOLA DE FUEGO (Ball of fire, 1941). Nominado al Oscar al mejor guión. Dirigida por Howard Hawks, con Barbara Stanwyck y Gary Cooper. Es un guiño a “Blancanieves y los 7 enanitos” en la que Blancanieves es la amante de un gangster que se esconde en un caserón donde conviven unos viejecitos académicos que tratan de escribir un diccionario.
  • SI NO AMANECIERA (Hold back the down, 1941). Nominado al mejor guion adaptado. Dirigida por Mitchell Leisen, con Charles Boyer, como un inmigrante rumano que se casa con Olivia de Havilland para poder entrar en Estados Unidos.

con Gloria Swanson y Cecil B. DeMille preparando “El crepúsculo de los dioses”

A partir de este momento dirigió las películas de sus guiones consiguiendo un mayor control sobre el resultado final, lidiando muy bien con la censura, utilizando el humor y la ironía hasta que poco a poco se convierte en uno de los mejores guionistas y directores que ha dado Hollywood a pesar de tocar temas espinosos o tabús para la industria como:

La infidelidad:

  • “EL APARTAMENTO” (The apartment, 1960),
  • “LA TENTACIÓN VIVE ARRIBA” (The seven year itch, 1955),
  • “BÉSAME TONTO” (Kiss me stupid, 1964),
  • “¿QUÉ OCURRIÓ ENTRE TU PADRE Y MI MADRE”? (Avanti, 1972),

el cine negro o de intriga:

  • “PERDICIÓN” (Double indemnity, 1944),
  • “TESTIGO DE CARGO” (Witness for the prosecution, 1957),

la Segunda Guerra Mundial

  • “BERLÍN OCCIDENTE” (A foreign affair, 1948),
  • “CINCO TUMBAS AL CAIRO” (Five graves to Cairo, 1943),
  • “UNO, DOS, TRES… (One two, three, 1961),
  • “TRAIDOR EN EL INFIERNO” (Stalag 17, 1953),

la prostitución en

  • “IRMA LA DULCE” (Irma, la douce, 1963),

con Walter Mattheau y Jack Lemmon en “Primera plana”

el periodismo descarnado

  • “PRIMERA PLANA” (The front page, 1974)
  • “EL GRAN CARNAVAL” (Ace in the hole, 1951),

el alcoholismo

  • “DÍAS SIN HUELLA” (The lost weekend, 1945),

el mundo del cine

  • “EL CREPÚSCULO DE LOS DIOSES” (Sunset Boulevard, 1950)
  • “FEDORA” (Fedora, 1978)

los prejuicios por el amor entre gente con diferencia acusada de edad

  • “EL MAYOR Y LA MENOR” (The major and the minor, 1942)
  • “SABRINA” (Sabrina, 1954)
  • “ARIANNE” (Love in the afternoon, 1957)

ensayando con Jack Lemmon en “Con faldas y a lo loco”

Solía decir: “Tengo diez mandamientos, los nueve primeros dicen “No aburrirás” y el décimo es “tendrás derecho al montaje final. Lo cierto es que cualquier película con Billy Wilder dentro merece la pena y consiguió interpretaciones estupendas de actores de la talla de Ray Milland, William Holden, Marilyn Monroe, Audrey Hepburn, Jack Lemmon, Marlene Dietrich, Charles Laughton, Shirley MacLaine, Gloria Swanson, James Cagney, Kirk Douglas, Gary Cooper, Humphrey Bogart, Otto Preminger, Walter Matthau, Barbara Stanwyck, Edward G. Robinson, Fred MacMurray, etc.

El mundo del musical no le era ajeno ya que desde sus comienzos en Alemania escribió los guiones en 1932 para películas musicales como “Happy ever after”, “The blue of Heaven” o “Adorable” y operettas como “Once there was a waltz” de Franz Lehar, “Music in the air” en 1934 basado en un musical de Jerome Kern y Oscar Hammerstein, “Rhythm of the river” en 1940 con Bing Crosby y Mary Martin.

con Bing Crosby rodando “El vals del emperador”

Si bien la música siempre ha tenido un papel importante en su filmografía y en ocasiones han aparecido canciones en sus películas como en “Con faldas y a lo loco” o “Berlín Occidente”, la única película considerada musical de su filmografía como director es “EL VALS DEL EMPERADOR”, rodada en 1948 en Canadá.

Curiosamente aceptó dirigir para el cine “IRMA LA DULCE”, musical francés que había triunfado en París, Londres y New York, pero sólo estuvo interesado en la obra teatral que reescribió con I.A.L. Diamond, encargando de la música a André Previn que compuso una partitura original, en la que como homenaje al musical sólo incluyó un tema del mismo, “Our language of love”, aunque de forma instrumental en el score de la película.

preparando una escena con Jack Lemmon y Shirley MacLaine en “Irma la dulce”

No hay que olvidar que algunos de sus guiones se adaptaron a musicales como

Autor de frases célebres como “Yo soy grande, son las películas las que se han hecho pequeñas”, quizá la más conocida sea la que cierra la película “Con faldas y a lo loco”, que es la que hizo poner en su tumba “Billy Wilder, soy escritor, pero nadie es perfecto”.

Su musical: EL VALS DEL EMPERADOR (The emperor’s waltz)

Termino con un interesante documental sobre el propio Wilder titulado: “BILLY WILDER, Un hombre perfecto al 60%”, con una extensa entrevista con este genio SUBTITULADA EN ESPAÑOL.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola