ANGELA LANSBURY, actriz

Angela Brigid Lansbury para la inmensa mayoría de los mortales será Jessica Fletcher, la sagaz investigadora de la serie televisiva “Se ha escrito un crimen” o “La reportera del crimen” (Murder, she wrote), que se mantuvo en antena durante doce años y que se vio prácticamente en todo el mundo, pero Angela Lansbury a lo largo de su carrera ha sido y es mucho más que ese personaje y para los que se perdieron alguna de sus creaciones echamos la mirada atrás para tratar de colocarla o descubrirla a quienes todavía no la conozcan a fondo.

Nacida en Londres en 1925 emigró con su madre y sus dos hermanos a New York en 1940, huyendo de los constantes bombardeos a Londres durante la segunda guerra mundial. Con 15 años se matriculó en la Escuela de Arte Dramático y a los 17 años firmó un contrato con Metro Goldwyn Mayer que le dio su primera película “Luz de gas” (Gaslight, 1944), con Ingrid Bergman, Charles Boyer y Joseph Cotten bajo la dirección de George Cukor, con la que ganó su primera nominación al Oscar como mejor actriz de reparto con tan sólo 18 años.

con Charles Boyer en “Luz de gas”

Con su siguiente película “El retrato de Dorian Gray” (The picture of Dorian Gray, 1945), ganó su segunda nominación al Oscar y el Goldon Globe, pero el contrato con MGM la encasilla en papeles de mujeres malvadas en “Las chicas Harvey” (The Harvey Girls, 1946), “The Hoodlum Saint” (1946), “Hasta que las nubes pasen” (Till the Clouds Roll By, 1947), “If Winter Comes” (1947), “Tenth Avenue Angel” (1948), “Los tres mosqueteros” (The Three Musketeers, 1948), “El estado de la Unión” (State of the Union, 1948) o “El Danubio rojo” (The Red Danube, 1949), además de prestarla a otros estudios en “Bel ami” (The Private Affairs of Bel Ami, 1947), “Sansón y Dalila” (Samson and Delilah, 1949), “Kind Lady” (1951) o “Motín” (Mutiny, 1952), hasta que descontenta de la forma de llevar su carrera MGM hizo que al terminar su contrato en 1952 decidiese no renovar.

El nacimiento de sus dos hijos fruto del matrimonio con su segundo marido Peter Saw la apartaron temporalmente de los escenarios y su vuelta al cine fue muy difícil ya que los papeles que le ofrecían eran de mujeres que doblaban su edad, incluso aceptó a la desesperada ser madre de Elvis Presley en “Amor en Hawai” (Blue Hawaii, 1961), o de Carroll Baker en “Harlow” (1965), aunque sólo era 10 años mayor que Elvis o 6 mayor que Baker, pero con su interpretación de la fría y manipuladora madre en “El mensajero del miedo” (The Manchurian candidate, 1962), ganó otra nominación al Oscar y el Golden Globe, pero la seguían buscando para el mismo tipo de mujeres desagradables en “Amor prohibido” (In the cool of the day, 1963), “Querido corazón” (Dear Heart, 1964) o “El irresistible Henry Orient” (The world of Henry Orient, 1964).

con James Frawley y Arnold Soboloff en Anyone Can Whistle

Lansbury alterna sus películas con el teatro y en 1964 le proponen protagonizar con Lee Remick un musical “Anyone can whistle” escrito por Arthur Laurents con música y letras de Stephen Sondheim, que tras varias reescrituras se estrenó en el Majestic Theatre de Broadway pero los críticos se cebaron con la obra como habían hecho en algunos pases previos viéndose obligados a cerrar tras 9 únicas funciones, todo un fracaso para el equipo, aunque Lansbury siempre defendió el musical.

En 1966 Jerry Herman había escrito su musical “Mame” pensando en Judy Garland y el director Gene Saks quería para el papel a Rosalind Russell, pero tras el rechazo de ambas, Lansbury dispuesta a intentarlo de nuevo en el teatro musical consigue el papel y se convierte en un icono para la comunidad gay que se mantuvo durante más de 1.500 funciones y ganó dos Premios Tony, a la actriz protagonista (Lansbury) y a la actriz de reparto (Bea Arthur, más tarde “chica de oro” de tv). A pesar del premio y la fama que va en aumento tras protagonizar “La bruja novata” (Bedknobs and Broomsticks, 1971), cuando en 1974 se lleva “Mame” al cine su papel lo interpreta Lucille Ball, más popular en TV aquellos días, lo cual supone un completo revés para Lansbury.

en el musical “Mame”

Tras el éxito con “Mame”, la actriz se embarca en otro musical de Jerry Jerman titulado “Dear world“, basado en la novela “La loca de Chaillot” de Giraudoux que tiene problemas en sus previas y tras desencuentros con el equipo se estrena en Broadway en 1969 y consigue otro Premio Tony para Lansbury como mejor actriz, pero cierra tras 139 funciones con unas criticas negativas que lo persiguieron desde las previas. En 1971 se embarcó en su siguiente musical “Prettybelle” de Jule Styne y Bob Merrill que corrió peor suerte que el anterior ya que no superó ni las previas de Chicago y nunca llegó a Broadway, a pesar de que se alabó el trabajo de la actriz.

Volvió a Londres en 1972 para hacer teatro y se unió a la Royal Shakespeare Company interpretando “All over”, “Counting the ways” y “Listening” de Edward Albee y “Hamlet” pero mientras se prepara el estreno en Londres de “Gypsy” con Elaine Stritch, la baja demanda de venta anticipada hizo que los productores recurrieran a Lansbury para que la protagonizase, con tal éxito de ventas que decidieron llevarla a Broadway con Lansbury, que dejó su papel a la sustituta Dolores Gray y partió a una gira por Norte América que terminó en Broadway en 1974 donde se estrenó consiguiendo su tercer Tony como mejor actriz en un musical.

con George Hearn en “Sweeney Todd”

Todo parecía sonreirle en 1978 cuando le ofrecieron interpretar a Anna Leonowens en el musical “The king and I” y se la buscó para unirse al reparto de “Muerte en el Nilo” (Death on the Nile, 1978), pero en 1979 le llegó su siguiente musical, “Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street” de Stephen Sondheim de quien siempre comentó adorar las letras de sus canciones y aceptó sin dudar, consiguiendo con su Mrs. Lovett el cuarto Premio Tony como mejor actriz en un musical y estuvo catorce meses en el teatro apoyando la obra.

A partir de aquí llegó su etapa más popular en la que alternaba trabajos en televisión con “Se ha escrito un crimen” (Murder, she wrote, 1984-1996), con algunas películas de intriga como “Alarma en el expreso” (The lady vanishes, 1979), “El espejo roto” (The mirror crack’d, 1980), “En compañlía de lobos” (The company of wolves, 1984) o participaba en películas musicales como “Los piratas de Penzance” en 1983 o prestaba su voz en películas de animación como “La bella y la bestia” (1991) o “Anastasia”  en 1997.

Stephen Sondheim, Catherine Zeta-Jones, Angela Lansbry y Alexander Hanson presentando el disco de “A little night Music”

No descuidó el teatro ni el musical volviendo a ser “Mame” en 1983 y a protagonizar en Broadway el revival de “A little night music” de Stephen Sondheim en 2009 con Catherine Zeta-Jones por la que sería nominada de nuevo al Tony, al igual que por su papel en “Deuce” de Terrence McNally en 2007 y “Un espíritu burlón” (Blithe spirit) en 2009 con la que ganaría su quinto Tony y llevaría a Londres ganando el Premio Olivier. También hizo una gira por Australia con “Paseando a Miss Daisy” con James Earl Jones y Boyd Gaines, que fue filmada y emitida por televisión.

Esta actriz de nacionalidad inglesa por parte de padre, irlandesa por parte de madre y americana por matrimonio fue premiada con un Oscar Honorífico como reconocimiento a toda su carrera. Ha sido nombrada Comandante del Imperio Británico (CBE) en 1994 y Dama del Imperio Británico (Dame) en 2014, además de haber recibido en 2000 el Kennedy Center Honors.

entregando a Jerry Herman el Tony honorífico a toda una carrera

Para terminar un video con el homenaje que rindieron a Angela Lansbury en el Kennedy Center Honors el año 2000 destacados miembros de la profesión

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola